• Tema 2

    El valor inmenso de la vida humana

    Tenemos una capacidad infinita de transformarnos; el Dharma nos capacita para tomar consciencia de que somos nosotros los que decidimos cómo nos transformamos.

    Contemplar el primer pensamiento sobre la preciada vida humana tiene el efecto de ayudarnos a descubrir que somos como barro y que ahora podemos ser los escultores de la vida que queremos, reconociendo cómo se forma, cuál es su naturaleza y buscando los recursos que ya tenemos para ser un buen escultor.

    Al tener una preciada vida humana, contamos con los recursos y libertades  que nos permiten hacerla significativa.